El primero de los artículos de Gonzalo Fernández de la Mora que reproducimos es una glosa a los hallazgos arqueológicos en Creta a mediados del siglo XX y que demostraban lo poco que tenía de oriental la cultura minoica.

El segundo es un elogio al lector como constructor imprescindible del éxito del autor. El tercero es el más destacado, en nuestra opinión, ya que reivindica una fi gura poco abundante en España, que es el hombre de empresa, que contribuye al bienestar de los demás seres humanos.

Poco hemos avanzado, y no cabe culpar de ello a la herencia católica, como recuerda don Gonzalo, como comprobamos en las campañas de la izquierda contra Amancio Ortega, el fundador de Inditex, la empresa más importante de la bolsa española.

El académico Dalmacio Negro modifica la tradicional división sobre las formas de gobierno heredada de Aristóteles. Según él, estas tres formas se unen en una, que es la oligárquica, en la que los partidos se reparten el Poder: «son hoy los Gobiernos, con la ayuda creciente de la técnica las mayores “élites extractivas”». En consecuencia, la corrupción se convierte en incontenible, incluso como medio imprescindible de las personas para subsistir ante una hacienda voraz. Y las elecciones no sirven —al menos por ahora— para purificar esa degradación o siquiera detenerla. El Occidente supuestamente libre está cada vez más sovietizado.

El profesor Pedro Carlos González Cuevas nos aporta otro de sus exhaustivos estudios sobre personalidades intelectuales o académicas. En este caso es el catedrático de literatura José Carlos Mainer, uno de los puntales de la llamada «Cultura de la Transición», hasta hace poco hegemónica.

Aunque algunos han querido ver en su obra «Falange y Literatura» —reeditada en 2013— cierta simpatía a los escritores y poetas falangistas, González Cuevas deshace esa opinión con citas de otros libros de Mainer y con el recuerdo de su trayectoria. Nuestro colaborador se pregunta «el porqué un excomunista como De Felice y un liberal de izquierdas, judío y homosexual como Mosse podían expresarse con tanta libertad y objetividad sobre el fenómeno fascista, y en España pasaba todo lo contrario».

El periodista Javier Esparza es el autor de la primera nota, un apasionante texto que describe las causas de la inestable situación geopolítica del mundo. En su opinión, ya no nos encontramos ante enfrentamientos entre Estados, sino entre el viejo sueño ilustrado de imponer un orden planetario, que se encarna en EEUU, sus tratados de libre comercio y la OTAN, frente a las naciones que se resisten a ese filantrópico «nuevo orden mundial», sobre todo Rusia y China. De manera sorprendente, los ideólogos de la expansión de la democracia a bombazos, los «neocones », que dominaban el partido republicano y apoyaron la invasión de Irak, se están pasando a la candidatura de Hillary Clinton.

Bruno Moreno se lamenta de la sumisión de las más altas jerarquías de la Iglesia católica a los dogmas de la corrección política. El cardenal Cañizares ha declarado sus profundas convicciones democráticas y también que defiende la democracia y elogia los logros de la Transición.

Parece, escribe Moreno, que hay obispos que quieren dar al César lo que corresponde a Dios.

Pablo Guerrero descubre un lado oculto de Donald Trump, que coincide con todos los partidos y movimientos descalificados por el Sistema como «populistas». Según él, Trump tiene el mérito de haber devuelto al debate público asuntos que las elites liberales han querido eliminar del debate, como la inmigración, la globalización económica y el empobrecimiento de la clase media. El pluralismo del que presume Occidente es otra mentira.

Emilio Durán alaba el patriotismo de dos políticos del siglo XIX, Emilio Castelar y Antonio Cánovas del Castillo, con la inexistencia de ese sentimiento entre los políticos actuales.

Los planes para abolir el dinero en metálico constituyen, para Jesús Laínz, otra reducción de la libertad individual, por mucho que los Gobiernos difundan excusas como la comodidad y la lucha contra la economía sumergida.

Fernando Altuna, víctima del terrorismo, ya que su padre fue asesinado por ETA, escribe una estremecedora nota en la que mantiene que los etarras y sus compañeros de viaje están ganando la batalla por el relato, uno de cuyos aspectos es equiparar todos los muertos por cualquier causa de violencia.

Para Manuel Antonio Orodea una de las características de los estertores de la modernidad (muchos la llaman ya posmodernidad) es que pretende imponer ficciones humanas a la naturaleza, como las nociones del contrato social como fundamento de la sociedad y el matrimonio homosexual.

Juan Ignacio Peñalba constata en su crónica el hartazgo de los españoles con la política y con los medios de comunicación que se dedican a sumar una y otra vez escaños en el Congreso. Uno de los síntomas de ese hartazgo es que en Cataluña se ha desplomado la audiencia de TV3 y la asistencia a la «Diada». Más preocupantes son  la ausencia de representación de los cristianos en la política española (éstos no tienen nadie que les defienda, a diferencia de los musulmanes) y el intento de censura en Facebook que ha sufrido Pío Moa.

Y precisamente con un libro de Pío Moa comienza la sección de libros. Según el historiador, es el último ensayo que tiene pensado dedicar a la guerra civil y sus consecuencias.

Éste analiza el relato histórico triunfante en la sociedad. Añade que todo poder político es, en el fondo, oligárquico. Dos periodistas han publicado un libro en el que describen el escándalo de los documentos robados a un bufete panameño dedicado a ocultar fortunas. Pascual Tamburri se pregunta si este robo de documentos es inocente, dados su origen y las personas que no aparecen en ellos.

Alfredo Crespo Alcázar recomienda un profundo estudio sobre las negociaciones de Bretton Woods, que establecieron el sistema financiero internacional de la posguerra.

Aparte de que se confirma que la excelente relación entre Washington y Londres era un mito propagandístico, se desvela que el representante de EEUU, Harry White, era un espía de la URSS.199

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s